domingo, 6 de diciembre de 2009






Papel de Fumar

El papel de fumar es fino como la gasa que cubre el rostro de una mujer siria que esconde su belleza ante la inaseada barba de la misoginia.En mi piso los tabiques que preservan con dificultad mis intimidades, también son delgados como el papel de fumar.
Esta mañana me han despertado los gritos provenientes del piso de arriba. Son unas voces guturales y cacofónicas, llenas de efes y jotas y de otras letras injuriosas, que tal y como son proferidas, parecen llenas de odio y crispacion.Oigo también unos golpes y lamentos de mujer como implorante, que parece que repta por el piso de tarima, mientras canturrea una letania penosa y contrita.
Harto de todo esto, bajo al estanco a comprar un librillo de OCB y tabaco de liar para fumarme con delectacion un cigarro después del desayuno.Vuelvo escaleras arriba y en el rellano del tercero, me encuentro de bruces con un rostro oculto bajo un niqab, que solo deja ver unos ojos inmensos en los se reflejan las noches del desierto y un contorno ignonimioso de contusión. Su siniestra silueta hace una leve inclinacion esquivando mi molesta mirada y pasa a mi lado como una exhalacion hacia la calle. Me encojo de hombros, sin entender nada y me voy a preparar el desayuno.
El papel de fumar crepita cuando el silencio es muy profundo y las hebras encendidas consumen su imperfecto cilindro.Su sonido es idéntico al de los cigarrillos que fumaba Lula en Corazón Salvaje de David Lynch. Algunos cuerpos, aun ocultos bajo un shador o un burka, también crepitan al incendiario desdén que les deparan sus captores.Estos - al igual que los fumadores inhalan el humo apresando en su interior las volutas y expusándolas ahitos- racionan el aire, las periferias oculares, el aliento mismo de esas mujeres, secuestrando un género y creando otro, esta vez dramático e infumable: el de la violencia
La indumentaria es el símbolo textil extremo, Siria, un pais en la Costa Oriental Mediterraea , como otros países en la Atlantica o la Dálmata, las letras del alfabeto son irrelevantes más allá de su tono, es el papel de fumar lo que me preocupa, con su etereo y delicado tacto, tan consumible y vulnerable a las roturas o al viento.

viernes, 30 de octubre de 2009

Manuel Pérez Pérez o Numaez Ezper, Apuntes sobre Parderrubias y una historia triste sobre Cabreira.




Hace algunos meses ya, colgaba en esta bitácora un apunte que era al mismo tiempo una especie de baliza que emitía una llamada para aportar algún dato más sobre Manuel Pérez. Pues bien, por uno de esos azares que la vida nos depara , he tenido el placer de recibir esa anhelada y desconocida respuesta que anhelaba. Primero ha sido Hugo, y poco después su hermano Aldo. ¿Y quiénes son Hugo y Aldo Pérez?. Estos dos Argentinos por cuyas venas corre sangre gallega son nietos de Don Manuel Pérez y Pérez,. Ha sido un inmenso placer el contacto primero a través del e-mail, y después por conversación telefónica con descendientes del poeta que han arrojado mucha luz y anécdotas de enjundia sobre la figura de su Abuelo.Contaré cosas interesantes e inéditas sobre la figura de este poeta y como era mi intención dejo a disposición de todo el que quiera consultarlo el libro en formato PDF en español y en gallego.(lástima no haberles conocido dos semanas antes de su publicación). Hay apuntes históricos en el mismo sobre la parroquia de Parderrubias y como epílogo una historia de emigrantes entre dos vecinos de Salceda y Cabreira.
Difundo en este pequeño espacio algunos datos de ultima hora sobre el autor que no se reflejan en la publicación y que me han sido transmitidos por cortesía de sus nietos y que considero tienen importancia a la hora de conocer con mayor detalle la figua de Don Manuel.

LIBRO PÉREZ GALEGO



LIBRO PÉREZ ESPAÑOL

escanear0002[1]



revista A peneira

martes, 20 de octubre de 2009

Un ser cenital


Colección privada.Acrílico sobre tela. Blog Paula Gastelo


Placebo soñó con un ser cenital
que coronaba las cumbres de la empatía.
Imagino ser aquel ente y su aura
"rapelando" por una humanidad de emociones,
no vio risco alguno de dolor prójimo
y desfalleciendo pleno en sus facultades
culminó su gesta impregnándose de las nubes
de una antropológica cima,
erigido en justo conquistador de cielos.



Placebo se curó de la maldad
al despertar de su sueño.

martes, 15 de septiembre de 2009

¿Dónde amor?



"La verbena" Maruja Mallo


¿Dónde te buscaré amor
sin la brújula algarera de tus risas
y sin nortes en mis sienes?

¿En qué rompiente, espuma?
¿En qué quebrada, arroyo?
¿En qué aposento, tálamo?

¿Dónde te hallaré mi bien
que me pierdo en las métricas exiguas
y extravié mis cardinales?

Mañana, en la pira del horizonte
preguntaré al sol
que es hermano de tus fuegos.

Salvaterra

¡Salvaterra, beira e linde, atalaia
Loma de fronteira,
Rio caudaloso
Caracolada escaleira!.

¡Salvaterra, inconmensurable alfaya
confín e soleira,
gula de limos
sábalo e lamprea!.

¡Nobre Salvaterra de nobres albaceas
trasfega e mestizaxe
Rio Miño, Rio Tea
berce de liñaxe!.

¡Salvaterra, salvahomes
ruta de conquista
fermosa vista
heráldica de nomes!.

¡Terra franca, expedita aduana
cofre de sarmientos
Fillaboa, ribeira romana
éxtase de caldos, libamentos!.

¡Penedo dá Cruz
Festas de San Roque
de cativo aquela luz...
...meu tesouro un palitroque!

¡Salvaterra, na tua beira curo a miña pena!.

video

domingo, 13 de septiembre de 2009

La partija





Pincha encima para detalle


En los últimos ciento cincuenta años el progreso y la evolución han experimentado un desarrollo exponencial. Hemos pasado de una Europa feudal a la era de las nuevas tecnologías. La proliferación de líneas de alta tensión, antenas de telefonía móvil, estaciones de transformación eléctrica, y aparatos diversos han generado la aparición de nuevas enfermedades como el síndrome del microondas y multitud de cánceres. Lo peor es que no hemos tenido tiempo virtual para asimilar todos esos cambios, porque todo proceso requiere una aclimatación idónea. El documento que adjunto es una partija auténtica del año 1843, en la que un amanuense redacta y escribe sobre bienes fincables (así le llaman) y algunos enseres de la época que Marcos López y su mujer María Antonia Alonso legan a sus ocho hijos. Es conmovedor la austeridad y simpleza de dichos bienes, pero no es menos revelador, la utilidad creativa de los mismos. ¿Somos más felices?, ¿Hay urgente necesidad en nuestras posesiones?. El relato subsiguiente es una historia ficcionada que pretende reflexionar sobre lo expuesto.




Un sol moribundo declina en su elipse tiñendo de sangre el espejismo de las Islas Cíes. La Ría de Vigo acuna en su seno tranquilo unos galeones derrotados. En el puerto las gaviotas graznan estridentes y con más juicio que algunos arquitectos defecan en el tocho arquitectónico del Media Mark, y los vigueses cantamos a coro “nosotros no somos tontos”, sin alcanzar a ver la rompiente espumosa de las olas. En el mercado de la Piedra, dos chavales escuchan “el canto del loco” en un ipod estridente, que es un artilugio que ha provocado que a la mayoría de los adolescentes se le cure la trompa esa que dicen que tiene Eustaquio. Caminan distraídos, como errabundos y en un momento dado se sientan en un portal de la calle Real.
-¿Sabes tío? En cuanto cumpla los dieciocho el viejo me pilla la S-max. Es un espumeo de moto.
-Pues vale una pasta. Fijo que triunfas.
-¿Qué tal te va la psp?
-Bah, estoy un poco mosca porque dicen que va mucho mejor la nintendo DSI.

Corre una brisa que entra paralela a la costa desde Monteferro y provoca una danza casi sincrónica en los tamarindos. Algunos periódicos se alzan en el espacio como si tuvieran vida propia y las hojas y algunos plásticos desechados se unen en una espiral eólica que los eleva y los desciende al suelo como si el viento fuera una alegoría de la fama.
-Mira, ahí va mi hermano. ¡Eh Nando!.
Un hombre joven se acerca a los dos muchachos. Su rostro cetrino los mira con agrado y les habla:
¡Qué hermanito, ¿colgando clase o qué?
Se cruzan algunas frases entreveradas con risas y empellones y sus gestos son descarnadamente gráficos al paso de una chica que lleva una falda testimonial más pequeña que la lencería que pretende ocultar. El hombre del rostro cetrino se despide y se aleja enfilando en dirección a la Colegiata. Uno de los adolescentes se sume en un silencio prolongado. La Brisa intensifica su brío y desordena su flequillo. Un legajo de papeles se engancha en la reja de un sumidero.
-¿Qué pasa? Estás de bajón. -Le interpela su acompañante-
-Me preocupa mi hermano. Desde hace dos años ya, su salud es chunga. Tiene una historia rara, creo que le llaman “Síndrome del microondas” o electrosensibilidad, bah no estoy seguro. Está siempre hecho polvo y no es el mismo Nando de antes.
-Joder que fuerte.
-Sí, le afectan las radiaciones de los aparatos.
Los papeles siguen aprisionados entre los barrotes del sumidero y el viento que arrecia por momentos, los hace flamear generando un flap flap continuo, como el que producen esas máquinas de contar dinero, que son raras como un ectoplasma que sólo se aparece en las dependencias de los bancos.
- ¿Te has parado a pensar alguna vez cuántos aparatos tienes en casa? Yo he hecho la cuenta ¿Sabes?. En la cocina: la vitro, el horno pirolítico, la campana, el combi, el lavavajillas, el microondas, la licuadora y un televisor de 17 pulgadas y ya van ocho; en el salón: la pantalla plana, el home-cínema, el dvd, el decodificador de satélite y el tdt, la torre hifi, y un ampli , aparte del deshumificador y van otros ocho; en mi habitación tengo el ordenata de sobremesa con la impresora, la play station y mis dos móviles; ¿Cuántos van ya?
-Tenías 16 aparatos y con los cinco de tu habitación cuento 21.
-Vale, pues sigo. En las habitaciones hay dos inalámbricos y mi viejo tiene en su estudio el portátil y una PDA del curre, aparte del aparato de aire acondicionado del pasillo. 26 cachivaches en mi casa. ¡Joder parecemos una sucursal del Media Mark!.
Por fin una impelente bocanada de aire libera el legajo de papeles aprisionado en el registro fecal y el sumidero pierde su presa. Estos reptan por el pavimento, incardinales y como si de un emplasto de celulosa se tratase se adhieren a la tibia de uno de los muchachos.
.¿Y esto? Fíjate parecen documentos antiguos.
-¡Que dices! Será publicidad de alguna tienda de anticuarios. Aquí en las calles viejas hay varios.
Detienen su mirada en lo que parece ser unos ajados papeles sepia con unos trazos de anacrónica caligrafía. No están encuadernados al estilo cartoné, ni siquiera tienen grapas. Su unión es un rudimentario cosido de hilo viejo sin guardas y el tacto de las manos sobre su superficie es polvoriento, nada que les haga recordar al tacto regular y pulido de los folios DIN.
No hablan. Una curiosidad tácita les ha hecho olvidar su anterior conversación. Está sonando “la suerte de mi vida” que apaga sus agudos a un nivel imperceptible cuando el potenciómetro de volumen censura sus decibelios. Leen:
- Tasa de los bienes fincables de Marcos López y su mujer María Antonia Alonso, vecinos que en su día fueron de la feligresía de Santa Columba de Viñas de Louro y lugar de Farrapa de ella para dividirla entre sus ocho hijos …-. Diecisiete de agosto de 1843
-Va a ser que algún coleccionista ha perdido estos papeles, tío.
-Ya te digo
-debe ser una herencia o algo así. Seguro que los que heredaron se montaron en el dólar. A ver que pone:
“ un barril de diez calabazos en 24 reales, dos palos para una grada en tres reales, una garlopa vieja de cuatro reales, un cepillo en medio uso a tres reales, un formón y una gubia en dos reales
-Pues no parece que todo esto sirva para gran cosa. Digo yo que ya podía dejarles a sus hijos una cuenta millonaria en un banco suizo.
-A ver sigue leyendo
Diez reales valor de “metad” del “ferro” del monte, una laya de bayeta que resultó ser de un capote, una chaqueta de Segovia usada en dieciséis reales, mitad de la artesa en quince reales,
-Bueno tio no te rayes. Pasa del papelorio ese. ¿Hace una birra en el Paco.?
-¡Venga va!.
Los adolescentes se alejan entre una urdimbre de calles viejas, el último vestigio reconocible de un Vigo Marinero, de lo que fue una ciudad de litoral. En el suelo una partija de 1843 comparte suciedad con alguna cajetilla de Malboro y envoltorios de bollería industrial. En las escaleras del atrio de la Concatedral de Santa María de Vigo, un joven de rostro cetrino mira con hostilidad a un grupo de niños que pulsan fascinados la pantalla táctil de de uno de esos teléfonos de última generación. Cae la noche sobre el Hotel Bahía y los tejados del Vigo viejo
.Hay un extraño sosiego en las gaviotas silentes.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Pi


Galatea de las esferas-Dalí



De tu amor
mi corazón centrípeto
como baile de peonza,
giro de derviche
o círculo perfecto.



De tu amor,
esfera en tus espacios,
pelota de tus juegos
naranja que pende en tu rama
o rotonda en tus direcciones.



De él ¡tan sordo!
orbe de tu cósmos,
en tu anillo Saturno y saturnino,
la "o" de mi amor deparado
la vocal perfecta de una pasión profesada,
la masculina vocal de mi devoción sagrada.

Y un día
me soñé redondo en tus afectos,
circunferente a tu contorno,
la rueda que traccionas,
orondo de tus besos.

Cuando desperté,
quebré la punta a mis compases
sin hallar tu intersección.

Los Chivos

" El Calvario"-Roberto Ossaye crea dentro del lienzo su propia revolución. Una lucha que no se manifiesta en aspavientos, en alaridos cromáticos ni en climáticos arrebatos de exaltación. Su obra posee el peso y la contundencia de una disensión bien planteada, concreta, inapelable. El terror de la dictadura de Ubico aparece reflejado en rostros que bordean el grito y el dolor.
El conflicto no está en la representación de hombres armados, sino de hombres que se tragan su llanto y que esperan austeros el momento del golpe. Estos juegos visuales no eran fácilmente perceptibles por la oficialidad guatemalteca. Pero a su modo, Roberto Ossaye pelea y gana una revolución silenciosa, aterida al lienzo y al retrato de una sociedad angustiada pero vital y poderosa.




Conjugarás el imperativo
monocorde y diapasón,
repudiando las gramáticas transitivas
en una satrapía de pronombres.



Someterás la ósmosis de los carteros
a los renuentes de tus espejos,
aquellos que pisen tus sombras,
algunos réprobos de lo infalible
y a estos veraces en sus rapsodias.



Condenarás a los Houdini de tu retórica,
todas las ciencias,
un lápiz de trazo díscolo,
un rotativo que no rota en tu eje,
al mariscal prestidigitador de blancas palomas
a los pájaros y a los masones
y a los cojos, por su heterodoxia de los desfiles.



A tu diestra
sentarás a los cateteristas de tendencias,
a los domados piafantes de entelequias,
empachados feligreses de tus obleas,
parlamentarios okupas de pesebre,
dos celdas, propiedad conmutativa de sufraguistas
y un gobierno jaculatorio de gorgoritos.



En la soledad,
te obsesionarán los ángulos,
los diletantes fariseos de tu himno,
la endeble arquitectura del miedo,
el dedo del magnicida.

domingo, 30 de agosto de 2009

Manuel Pérez Pérez








Estos dos enlaces os conectarán respectivamente con los periódicos "La Voz de Galicia" y "Faro de Vigo", en relación con la publicación de un trabajo de investigación literaria sobre el poeta nacido en San Esteban de Budiño (Salceda de Caselas) Manuel Pérez Pérez. Como cualquier alarde de narcisismo o vanidad asociado a la cultura me parece una jilipollez, la idea es instrumentalizar al autor a traves de este blog para que el alcance del estudio sea mayor. En dicha obra, a pesar del esfuerzo realizado, hay espacios en blanco.

Desconocemos el año de la muerte de Manuel Pérez , dónde reposan sus restos, en qué lugar se ha establecido su descendencia (tuvo varios hijos), y quién sabe...¿Podría existir obra inédita?, cualquier aportación sería enriquecer su memoria y su recuerdo. Como quiera que participo en foros con presencia de poetas de América Latina, especialmente de Argentina y Brasil, tengo la ingenua ilusión de promover una sinergia cuyo catalizador sea el misterio de este poeta. Haré llamadas a los foros en esta dirección y mi intención es, más pronto que tarde, incluir en el blog el libro "Manuel Pérez Pérez, un Salcedense no esquecimento" en formato PDF, para que pueda ser leído y consultado por cualquiera que tenga interés en él.

Por el momento aquí os dejo un breve adelanto periodístico.

lunes, 24 de agosto de 2009

Señora sin epítetos

"Hombre esqueleto" Odilon Redon




Yo te conozco
del duelo de los huérfanos
de las ausencias sin espera
multiplicando noches boreales
al sueño implorante y vigilioso.


Se de tí,
de tus campos cenicientos
segados en cada brote de esperanza
sembrados de una espiral de tristezas.


Te he visto,
en los cortejos consternados
en ojeras de viuda
en el crónico guiñapo de una madre.


Te intuyo señora sin epítetos
rondando mis estancias
y te deseo cortés y oportuna
en la medida exacta de mi equipaje.

domingo, 23 de agosto de 2009

Cómo construir tu verso


"La incertidumbre del poeta" De Chirico




Cómo construir el homenaje de mi verso
si a imaginarte no alcanzo
en tu escapismo de mis estrofas.

Cómo rimarnos en la dicha
si me sale la elegía
y no la canción del solsticio.

Cómo fecundarte en la palabra
si no articulan mis labios tu verso
y no eres sílaba de un sentimiento.

Cómo, si la frase no concluye en tí
si el vocativo esquivas en heterónimos
si al analfabetismo me condenas en tus amores.

martes, 18 de agosto de 2009

Gaia




"Malembo,Dios de la encrucijada" Wifredo Lam"
Despertaré fortalecido en mis sueños
al ser lo consciente, similar y perfecto.
Abriré de par en par mi ventana
a los paisajes sin agresión,
lienzos de una oleografía inédita,
el paspartú de un druida-
no más químicas que nigromancias
y Merlines.


Refrescaré mi somnolencia en un río,
en su himeneo de aguas prístinas.
Despertaré hermanado con una tribu lejana,
me llenaré del bosque,
de su linde derogado
y seré gozoso en mis sentidos
por ser pura la delectación en que se sumen.


Alcanzaré los frutos de las ramas oferentes
y morderé sus pulpas,
sin percibir freón
ni posos exógenos en mi papila
y será sabrosa mi prestancia.
Hundiré mi huella en un arenal primario
sin delatar inmundicias de plástico
y la playa inviolada
ungirá mis pies con la sal y la espuma.

Emanarán al cielo que les ampara
vapores de manantial termal,
sólo el vaho de nuestro cansancio agradecido
y el resoplar de las bestias en su medio,
la esencia de una primavera ebria,
el calor de la tierra en su catarsis exudante
de lluvias que regaron su faz,
el perfume de las florestas:
una ofrenda de lo más raro y terrenal

Dorna



"Dorna 2" Juan M. Varcarcel Obelleiro-Tuy



Calafateé mi barca para buscarte salina,

para buscarte sirena en la mañana de Junio

densa de apremio y calima,

para encontrarte sirena

engalané mi dorna

en blancos y aguamarina.


Desgoberné mi eslora

al socaire de tu estela

¡De soles toda bruñida!

¡toda yodada de besos!

fui delfín tras de tu vela,

en tu derrota, sentina,

un faro que alumbra y riela,

en tu mar.


Eshausto en tu singladura,

no hallé tu apacible playa,

ni eché mi ancla en tu carne,

ni fui ardora en la brega,

¡Fui Colón sin nao!,

tu popa, tu sotavento,

arriada jarcia de tu cintura.

martes, 11 de agosto de 2009

Preferencias



"Poesía en azul" Alvar Suñol


Prefiero la disidencia del cero

que el oprobioso silencio de una pingüe dádiva,

al hombre rasero

y no a los gigantes vanidosos.


Prefiero el azote de las cuerdas del violín

que danzar bajo la batuta del disrítmico,

los mendrugos agorgojados

al ilegítimo pacto de las viandas.


Prefiero no ser

que rendir tributo a un plural de pronombres.

Como un sol Escandinavo.





"Circo fantasía" Frances Subarroca

La verdad desnuda como un nacimiento

la mentira en una pasarela de París.


El honesto es pobre como el papel de los periódicos


y su antónimo copioso como las refecciones monacales.


El justo es austero como los monosílabos,


el tramposo feraz como la lengua de las comadres.



La paz es el dolor de cabeza de un egiptólogo,


la guerra fácil como la pedagogía de preescolar.


El consecuente es a la aritmética de la suma


lo que el digresor a la coma de los decimales.


Los ricos de piedra

los pobres de barro.


La indulgencia es una recta en el vuelo de una mariposa,


la compasión el sueño descifrado de un lactante.


La generosidad está en el lugar que mueren las golondrinas

y la armonía en una urna de Afganistán.


La equidad es la antropología de una o dos intenciones

Con todo:

La esperanza debe ser un sol escandinavo.





lunes, 10 de agosto de 2009

Los cuerdos en la diáspora




"Naufragada del exilio" Cecilia Zamudio


Los cuerdos en la diáspora,
circo en tanto, baturrillos y zarandajas
gañotes y correveidiles.

En este Belén viviente,
Cristo es el alter ego de un político
y el asno, su ascendiente en la cúpula del partido.

Reajes del fisco, chabacanada y patanería.
Linotipistas escatológicos vierten mierda
por la exclusa de las imprentas.

Tubos catódicos reactivan esquizofrenias,
empujando al crimen por emulación
y los locos son audiencias
auditorios y auditores.

El buen tino se ha ido,
alguién pregunta si "tino" es un freaky,
ningún gepeese (gps) se instala en la razón,
perdida está,
en la batuta de un abominable sátrapa del mundo.

Un gurú financiero sacude su caspa en Wall Street
mientras en Kinshasa fenecen avalanchas de niños óseos.

Meso mi pelo con mis manos finas,
porque ningún trabajo arrugó sus pliegues,
agrietó su palma o encalleció su relieve.
Meso mi pelo nevado en las vicisitudes
en un gesto cansino de perdedor virtual
que no ha jugado al poker de tahúr
de los derechos ejercitados.

Tanteo en la ceguera de la caverna,
el contorno exacto de una sóla verdad,
pero Platón ha muerto
a manos de estos grecofóbicos iconoclastas.

Enmudezco.
Cruje el mundo en su vértebra de los bosques.

Sonrío patibulario,
opacos córvidos sobrevuelan los museos,
como una funesta ornitología de nuestros templos,
que repisan en sus pilares
presagiando el sepelio de sus adeptos,
el quebrado fuste de sus columnas de intelecto.


domingo, 9 de agosto de 2009

La Guerra del abuelo


"Guernika" Pablo Picasso


He visto llegar a mi hermano

demudado su rostro,

con una máscara en su semblante de cainismo.

Le he visto arrebatado de su alma,

con el fratricidio en sus ojos acerados,

lastrado por una causa,

unido a ella y traidor a si mismo,

a lo suyo, a cuanto le pertenece.

Mi hermano puso fervor en el conflicto,

engullido por él, rubricó sus actos,

su brutal levantamiento.


Encolerizado gritó odios corales

y comprimió su ira en corporaciones de ella,

perdiendo su humanidad,

cuando quebrantó otras.


Como a él, he visto en el frente,

vecinos, padres, amigos,

parapetados, aliados o enfrentados

parentescos a la gresca,

en un pandemonium de afectos rotos,

en el puzzle disperso de un retrato familiar.


He visto la delación de la carne,

parricidios.

Lamenté la efervescencia de los picapleitos,

la usura del extraperlista,

la arbitrariedad de los pelotones de fusilamiento,

la aniquilación de los apóstoles inocentes

y a estos profanando confesionarios,

boquirrubios, culpables y sediciosos.


He visto rogar a una mujer

a su hermano que intriga su viudedad

y a la misma desdichada,

implorar al marido el hálito de su cuñado.


He visto en la historia

la crónica de un pais alzado,

en los ojos de mi abuelo

una lección del pasado,

el decía que hacemos crecer los gatos

al tamaño de los leones.


Abrazo a mi hermano

y me hago el juramento

de no derramar jamás su sangre.


video

Una condena de ecos



"Condena de Apolo" Carmen Salamanca



Cercaste tus pabellones a este romero,

estrechaste tus portales a mi holgura,

se desplomaaron tus frisos

sobre mis paisajes

y de tu balcón descolgaste las escalas.



Enmudeciste tu beneficiencia de consuelos.

Capitana de un marcial desafecto,

me confinaste a una reserva de amores,

a tu inanición de caricias de linimento.



Envolviste mi dicha en esparto,

arrugaste mi temple gladiado,

en el coso luché con tu fiera

y venciste ¡venció callando!.



Después,

cuando imploraba la intimidad

de tus nombres,

no hubo mensajeros de tu alma,

ni respuesta de aquellos que dije:

sólo hubo una condena de ecos.

sábado, 8 de agosto de 2009

El carbonero

Franc Marz (Pájaros 1914)




Se lanza una y otra vez sin desmayo contra la vidriera de mi ventana. Lo hace con una agresividad impropia de su tamaño y de su especie, alada y empecinadamente. Golpea los cristales con su frágil cuerpecillo paseriforme, impulsado desde su posadero habitual, en un camelio que crece en la vertical de dicha ventana. Desde las primeras horas de la mañana y hasta bien entrada la tarde, se emplea a fondo, hasta el punto que temo desfallezca en el intento y se muera. Es un Carbonero Común e intenta construir su nido, pero no está dispuesto a permitir intromisiones en la intimidad de su casa. Lo que ve, no es otra cosa que su propio reflejo en los cristales, pero para él, ese que aletea en los vidrios frente a su incubadora, es un rival, un intruso, alguién a quién hay que desterrar de sus dominios. El carbonero se enfrenta a un invencible fantasma, a un reflejo irreductible, porque empleará la misma fuerza en resistir que la utilizada en ahuyentarle, al ser ambos la misma cosa, . Y pienso entonces en nosotros, obsesionados con un reloj omnipresente para entrar y salir de todos lados, por un compulsivo deseo de satisfacer lo inmediato, con esa meta que no va más alla de anhelos materiales detrás de una vitrina de cualquier centro comercial, pienso en nosotros, que nos irrita que el vecino tenga un coche de segmento superior al nuestro, que crispamos una reunión defendiendo los intereses partidistas de un político, al que le importa una mierda que ganes setecientos euros al mes, en todos nosotros que nos inventamos fantasmas y rivales absurdos, como el carbonero y que, hasta entonces, dejamos de ver lo que de verdad está lleno de enjundia en la vida.

Y en ese momento olvidas cómo se respira mejor, lo cálido que es un beso, hasta qué punto es reconfortante un abrazo o que no te duele nada. Olvidas a los olvidados. Por encima de cualquier propósito santón, pasando de beatificaciones y credos venenosamente jerarquizados, es curioso como nos volvemos devotos de fraudulentos profetas disfrazados de benefactores, de cadenas de consumo, de medios de comunicación tendenciosos, de procesos de producción alienantes. Somos ultras del equipo del barrio y desayunamos con el crupier de un casino. Olvidamos utilizar la nariz para intuir la primavera y nos apuntamos a un inverno siniestro de nieve en nuestras fosas.

Luchamos así con nuestro reflejo que no nos gusta y languidecemos contra una ventana cerrándole la espalda a la vida.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Infierno esdrújulo






Es el infierno.
Un cárabo loco que se ensaña aleteando en tu ventana,
el insomnio que te obliga a soportarlo en su porfía,
una pesadilla inmovilista en la que corres y no avanzas,
en tanto unos ojos inyectados en sangre
presencian tu estática impotencia.

Es una egragopila gigante de huesos humanos
un antropofágico apetito al filo de tu humanidad.

Es el averno.
El bisbiseo psicofónico de las casas viejas,
la reciedumbre para perdonar las faltas leves,
el gato esclerótico que tiene hambre,
su antagónico animal aullando lunas.

La muchedumbre de estántigas que acecha al esquizoide
la salud vencida en gráficos
que se rinden a la vertical gravitatoria.
Son las cuencas vacias donde hubo unos ojos,
la mano presa en cavidades infestadas de miriápodos,
la oscuridad de Poe,
los escenarios de Lovecraft.

El inventario inconfesable de nuestro hemisferio
Mr. Hyde de paseo por nuestras conciencias:
¡Somos nosotros!
una polisíndeton de ciénagas
vernáculas sabandijas de sus lodos.


martes, 4 de agosto de 2009

Conceptos



El Alma:
Blanco.
El relieve siniestro de un sudario.

La hoja del sable:

Rojo.
El cárdeno amanecer a la vida.

El mar que engulle y sofoca un aliento agitado:
Azul.
El cielo de esperanza.

La perspectiva de un astronauta:

Verde.
El mimetismo de los ejércitos.

La pulpa lujuriosa de las frutas:
Amarillo .
El fuego intencionado.

Un cerebro desparramado en una calle de Guipúzcua:
Gris.
La materia de los descubrimientos

Francisco, ebanista de generaciones, natural de Guinea:
Negro.
La braga que oculta el rostro de un utltraderechista
.





Pintura de Nuria Vilanova Ferreira.O Porriño

miércoles, 29 de julio de 2009

Lo que te debí


"Horóscopo"-Mª De La Cruz Pérez Jimenez





A lo mejor no debí dejar que te marcharas
tan lejos que...
tu recuerdo es un epitafio escrito en un mapa.

Quizá debí atarme a tí con hilo de Ariadna
para no ser un minotauro deprimido,
yo que he nacido en Mayo
y confundo los horóscopos con la mitología.

Tal vez hube de acurrucarte en mi hogar
y no apasionarme en moteles,
hacerme sentir de tu propiedad
y no usufructo de amor.

Ahora busco una seña innúmera en el Orinoco
un cielo de estorninos en adviento.

Me lamento de la levedad de un somier
que no se comba.








Reservados todos los derechos.

Quiero veros de cristal




La Humanidad- Cristina Alejos Cañada



Desmond Tutu, Premio Nobel de la Paz (1984) decía: "En África decimos que una persona lo es a través de otras personas. Estamos unidos por una delicada red de interdependencia. Creemos en el UBUNTU, o sea, mi humanidad dentro de tu humanidad. El Ubuntu habla de generosidad, de compasión, de hospitalidad. Si te deshumanizas, me deshumanizo yo.



________ Quiero veros de cristal ___________


Quiero veros de cristal
almas de arroyo,
castos de ser,
aun despilfarrando hedonismos.


Quiero el amor en el ágora,
digresiones a lo tenso
un fluir asambleario
y las maldades agostándose.


Deseo la ecografía de las voluntades,
comisarios de sus direcciones
satisfechos auditores de su observancia,
una multitud leve y relajada.


Y quiero laxas mis defensas,
aquilianas mis murallas
y mostrarme genuino
desnudo de carnes y empresas.


A los otros, prójimos y nuestros
parentales y cosanguíneos,
hermandad
afines y recíprocos.


Quiero un Ubuntu
un ser de muchos desiguales seres
dispersos en los cardinales
mellizos en el amor.


la piel distinta en las manos blancas
tendidas y entrelazadas
una humanidad en punto de cruz
holgada de jueces y sentencias

Reservados todos los derechos. D.L. Vg /I.S.B.N-

martes, 28 de julio de 2009

HYPOCRISIS



HIPOCRESIA-Marcos Alterio




A toda esa caterva de telepredicadores pedigueños, a los que invocan Dioses vengativos y justicieros, a los que pasan el cepillo para engordar la despensa de una curia glotona, a los pastorcillos mentirosos ¡Que viene el lobo!, a los mercaderes de los desesperados y desahuciados, tan vulnerables en su dolor, a los encantadores de serpientes.
Hypocrisis


De la hendida fenda arrancó el cuchillo
cortando la flor de su ofrenda
a una iconografía mariana.

Y de esta suerte
guardó su revolver y ofició exequias
por la saña de su balística.

Concitó infundios en una progenie de nombres
que fueron proscritos en los santorales
y cuando sus honras fueron antípoda de virtud
santificó sus apodos.

Repudió el sexo tántrico con las doncellas
y apuró sus turgentes cuerpos de abril
para dejar un hueco en la almohada,
un exilio en los altares
y una misiva de compromiso inasumido.

Prometió a los tarados
un Cafarnaúm de colas de lagarto
catalizando sus dispendios
y les dejó a solas con su fe y su placebo.

Así, continúa vendiendo entelequias
axiomas en globos de helio,
un género iluso para fes depredadas
y es centinela entre nosotros
que miramos oblicuos perdiendo el horizonte
Reservados todos los derechos D.L. Vg/I.S.B.N.

lunes, 27 de julio de 2009

Terapia dulce,mujer




¡Qué duele Dios, que sufro!,
que aprieto los dientes, mis puños.
¡Este mohín desfigura!.
¿Dónde estás madre, dónde valentía?.
Este sujeto que huye de la vida
y apóstata a su trance se convierte,
este seso traidor que infunde
miedo a la mano que quiere asir,
el válido recurso que salva y redime.

La tristeza de sodio, expedita
en el surco de una mejilla,
el rostro que inclinado avergüenza,
la faz del varón que teme.

¿Qué duele Dios, ¡Tengo miedo!.
Suavizo la expresión afligida
en el ramalazo ténue que te imagina.

Tan sólo eres tú mi bálsamo
terapia dulce, mujer.

Retrato de un político


Algunos políticos son en realidad murciélagos. Les satisface su perspectiva de un mundo al revés. Permanecen colgados en un lugar preeminente de su caverna de Platón, sin enterarse de nada de lo que fuera de ella ocurre. Evolucionan en la oscuridad, al amparo de ella, sobreseídos por ella y finalmente todo lo que nos aportan, son ingentes pilas de mierda, que esparcen por todo aquello que le resulta vertical a su plano.

Hay que decir, no obstante, en descargo de los mamíferos alados, que su excremento (guano) tiene aplicaciones prácticas en horticultura.

DIVINO Y NO HUMANO

Somos esa pandilla de comerciales a los que arenga Luis zahera en "¡Con un par de cojones Fonseca!. Somos divinos y no humanos porque la consigna social es la consigna del éxito. Cuando parpadeamos y por un leve instante descubrimos la realidad, reparamos en la evanescencia tan colorista de las mariposas o tal vez que nos hemos olvidado de perdonar:



DIVINO Y NO HUMANO



Hoy al despertar el día he querido dar un paseo.

desde mi puerta y a paso lento he ido hasta Australia

para regresar cayendo la tarde, por un atajo que conozco en los Urales.

Escampé algunas nubes inclementes y sus goterones,

con un pedazo de ozono que cojí prestado

y ya al filo de las doce he tomado un vermout

con todo el hielo del Hemisferio Norte,

unas pajitas como las que sorben disgustos

y la producción anual de olivas de Úbeda y Baena.

Antes del almuerzo, sofoqué cuatro volcanes insurrectos

irrigando sus cráteres con el lago Baikal.

Para comer sin frugalidades,

pedí los antílopes del Serengueti,

dos océanos de crustáceos descalcificados,

algunos endemismos de la pobreza y de la riqueza,

la cosecha del setenta Chardonay del Valle de Mendoza

y consentí en decorar con fosforescencias de plácton

el agua de las abluciones.

Ya en la sobremesa atendí un pedido de relojes de arena

para medir todos los futuros

para lo cual extraeré la arena del Sáhara y del Gobi.

En cuanto anochezca, por mi adversión a las candelarias

arrendaré una supernova para iluminar mi patio

porque no me agrada la luz indirecta de la luna.

En mi agenda de mañana daré de alta en mi nómina dos titanes

y firmaré el finiquito de algunos Dióses.

¡Por cierto! tengo que acordarme de hallar un instante para perdonarme

y hacer un censo de mis hermanos desde el último dinosaurio

video

De Sueños


Me he ido de sueños
para emborracharme de quimeras,
he dormido una realidad de fórceps
para disipar una conciencia de ogros.
Ebrio, en los desmayos y en los entierros
decidí no acatar la cordura de las heridas.
Negué los tránsitos de mis filias,
para no llenar de fobias la vida
su marsupial trascendencia.

Desperté de la lucidez
cuando supe que morimos a plazos
.

Juvenal o la cirujía y la vigorexia






Hemos reinterpretado la cita de Juvenal "Mens sana in corpore sano". La obsesión enfermiza por estar guapos, nos ha hecho caer en una "estetirexia" o como hostia se diga, hasta un punto en el que somos una proyección de nuestro alter ego más narcisista, la ensoñación de nuestro proyecto estético. Todo, para alcanzar ese ilusorio objetivo de qué los demás nos vean como nosotros desearíamos que nos vieran. Entretanto, nos olvidamos de que, como decía Saint Exúpery en "El Principito": LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LA VISTA. Para entonces ya somos unos apuestos Frankensteins provistos de unas tetas para nutrir quintillizos, o unos brazos de leñador canadiense con más hormonas que bíceps. Es aquí cuando hemos dejado de querer a aquel/la que éramos y que nunca somos.



El poema que publico a continuación es un homenaje a la personalidad y a su belleza.






Embrión de poema






Padecía Elenfatiasis y amaba las orquídeas.



Abominado por su esperpéntica tara

buscó lenitivo en arpegios de laúd,

en voces blancas y arias en la noche.


No le importó su monstruo

a su alma de cápsula

porque era embrión de poema.



Amaba las orquídeas.






jueves, 23 de julio de 2009

DECALOGO DE UNA MAÑANA


Despertar,
desperezando atrófias de cerebros de túmulo.
Desayunarse,
con la enmienda color lácteo de nuestras prerrogativas.
Caminar,
hollando las veredas con los moldes del olvido.
Respirar,
inhalando los pecados inexpiables
exhalando la paraplejia de las costumbres inveteradas.
Alimentarse,
con el cedazo salutífero de los transgénicos troyanos del espíritu
y de la mesa.
Exonerar,
aliviándose de las miasmas de los mixtificadores púlpitos.
Luchar,
por las comisuras distendidas de las infancias dichosas,
por un gineceo de mujeres sin golpe ni mácula,
por las venerables ciencias de los ancianos.
Servir,
a los hijos de la necesidad.
Creer,
a los hombres que se dejan ver.
Amar,
Urbi et orbi, como dioses, con un amor de fiera filantrópica,
amar en una eternidad de fracciones de microscópio.


Morir,
acompasados al tiempo de nuestras perpetradas iniquidades
para morir beatíficos

Cortando cintas


Este espacio está creado con la intención de ahorrarme unas pelas en psicólogos. A pesar de una visión positiva y no exenta de cierta esperanza en la revolución individual del mundo, existen razones suficientes en él, (si la percepción no es evasiva) para la inquietud. Por eso el blog actúa como catarsis, como una planta recicladora de basura que recoge tus estados febriles y los convierte en comentarios constructivos, poesía, o simplemente protesta activa.
Bueno, pues, vamos a ello.