domingo, 30 de agosto de 2009

Manuel Pérez Pérez








Estos dos enlaces os conectarán respectivamente con los periódicos "La Voz de Galicia" y "Faro de Vigo", en relación con la publicación de un trabajo de investigación literaria sobre el poeta nacido en San Esteban de Budiño (Salceda de Caselas) Manuel Pérez Pérez. Como cualquier alarde de narcisismo o vanidad asociado a la cultura me parece una jilipollez, la idea es instrumentalizar al autor a traves de este blog para que el alcance del estudio sea mayor. En dicha obra, a pesar del esfuerzo realizado, hay espacios en blanco.

Desconocemos el año de la muerte de Manuel Pérez , dónde reposan sus restos, en qué lugar se ha establecido su descendencia (tuvo varios hijos), y quién sabe...¿Podría existir obra inédita?, cualquier aportación sería enriquecer su memoria y su recuerdo. Como quiera que participo en foros con presencia de poetas de América Latina, especialmente de Argentina y Brasil, tengo la ingenua ilusión de promover una sinergia cuyo catalizador sea el misterio de este poeta. Haré llamadas a los foros en esta dirección y mi intención es, más pronto que tarde, incluir en el blog el libro "Manuel Pérez Pérez, un Salcedense no esquecimento" en formato PDF, para que pueda ser leído y consultado por cualquiera que tenga interés en él.

Por el momento aquí os dejo un breve adelanto periodístico.

lunes, 24 de agosto de 2009

Señora sin epítetos

"Hombre esqueleto" Odilon Redon




Yo te conozco
del duelo de los huérfanos
de las ausencias sin espera
multiplicando noches boreales
al sueño implorante y vigilioso.


Se de tí,
de tus campos cenicientos
segados en cada brote de esperanza
sembrados de una espiral de tristezas.


Te he visto,
en los cortejos consternados
en ojeras de viuda
en el crónico guiñapo de una madre.


Te intuyo señora sin epítetos
rondando mis estancias
y te deseo cortés y oportuna
en la medida exacta de mi equipaje.

domingo, 23 de agosto de 2009

Cómo construir tu verso


"La incertidumbre del poeta" De Chirico




Cómo construir el homenaje de mi verso
si a imaginarte no alcanzo
en tu escapismo de mis estrofas.

Cómo rimarnos en la dicha
si me sale la elegía
y no la canción del solsticio.

Cómo fecundarte en la palabra
si no articulan mis labios tu verso
y no eres sílaba de un sentimiento.

Cómo, si la frase no concluye en tí
si el vocativo esquivas en heterónimos
si al analfabetismo me condenas en tus amores.

martes, 18 de agosto de 2009

Gaia




"Malembo,Dios de la encrucijada" Wifredo Lam"
Despertaré fortalecido en mis sueños
al ser lo consciente, similar y perfecto.
Abriré de par en par mi ventana
a los paisajes sin agresión,
lienzos de una oleografía inédita,
el paspartú de un druida-
no más químicas que nigromancias
y Merlines.


Refrescaré mi somnolencia en un río,
en su himeneo de aguas prístinas.
Despertaré hermanado con una tribu lejana,
me llenaré del bosque,
de su linde derogado
y seré gozoso en mis sentidos
por ser pura la delectación en que se sumen.


Alcanzaré los frutos de las ramas oferentes
y morderé sus pulpas,
sin percibir freón
ni posos exógenos en mi papila
y será sabrosa mi prestancia.
Hundiré mi huella en un arenal primario
sin delatar inmundicias de plástico
y la playa inviolada
ungirá mis pies con la sal y la espuma.

Emanarán al cielo que les ampara
vapores de manantial termal,
sólo el vaho de nuestro cansancio agradecido
y el resoplar de las bestias en su medio,
la esencia de una primavera ebria,
el calor de la tierra en su catarsis exudante
de lluvias que regaron su faz,
el perfume de las florestas:
una ofrenda de lo más raro y terrenal

Dorna



"Dorna 2" Juan M. Varcarcel Obelleiro-Tuy



Calafateé mi barca para buscarte salina,

para buscarte sirena en la mañana de Junio

densa de apremio y calima,

para encontrarte sirena

engalané mi dorna

en blancos y aguamarina.


Desgoberné mi eslora

al socaire de tu estela

¡De soles toda bruñida!

¡toda yodada de besos!

fui delfín tras de tu vela,

en tu derrota, sentina,

un faro que alumbra y riela,

en tu mar.


Eshausto en tu singladura,

no hallé tu apacible playa,

ni eché mi ancla en tu carne,

ni fui ardora en la brega,

¡Fui Colón sin nao!,

tu popa, tu sotavento,

arriada jarcia de tu cintura.

martes, 11 de agosto de 2009

Preferencias



"Poesía en azul" Alvar Suñol


Prefiero la disidencia del cero

que el oprobioso silencio de una pingüe dádiva,

al hombre rasero

y no a los gigantes vanidosos.


Prefiero el azote de las cuerdas del violín

que danzar bajo la batuta del disrítmico,

los mendrugos agorgojados

al ilegítimo pacto de las viandas.


Prefiero no ser

que rendir tributo a un plural de pronombres.

Como un sol Escandinavo.





"Circo fantasía" Frances Subarroca

La verdad desnuda como un nacimiento

la mentira en una pasarela de París.


El honesto es pobre como el papel de los periódicos


y su antónimo copioso como las refecciones monacales.


El justo es austero como los monosílabos,


el tramposo feraz como la lengua de las comadres.



La paz es el dolor de cabeza de un egiptólogo,


la guerra fácil como la pedagogía de preescolar.


El consecuente es a la aritmética de la suma


lo que el digresor a la coma de los decimales.


Los ricos de piedra

los pobres de barro.


La indulgencia es una recta en el vuelo de una mariposa,


la compasión el sueño descifrado de un lactante.


La generosidad está en el lugar que mueren las golondrinas

y la armonía en una urna de Afganistán.


La equidad es la antropología de una o dos intenciones

Con todo:

La esperanza debe ser un sol escandinavo.





lunes, 10 de agosto de 2009

Los cuerdos en la diáspora




"Naufragada del exilio" Cecilia Zamudio


Los cuerdos en la diáspora,
circo en tanto, baturrillos y zarandajas
gañotes y correveidiles.

En este Belén viviente,
Cristo es el alter ego de un político
y el asno, su ascendiente en la cúpula del partido.

Reajes del fisco, chabacanada y patanería.
Linotipistas escatológicos vierten mierda
por la exclusa de las imprentas.

Tubos catódicos reactivan esquizofrenias,
empujando al crimen por emulación
y los locos son audiencias
auditorios y auditores.

El buen tino se ha ido,
alguién pregunta si "tino" es un freaky,
ningún gepeese (gps) se instala en la razón,
perdida está,
en la batuta de un abominable sátrapa del mundo.

Un gurú financiero sacude su caspa en Wall Street
mientras en Kinshasa fenecen avalanchas de niños óseos.

Meso mi pelo con mis manos finas,
porque ningún trabajo arrugó sus pliegues,
agrietó su palma o encalleció su relieve.
Meso mi pelo nevado en las vicisitudes
en un gesto cansino de perdedor virtual
que no ha jugado al poker de tahúr
de los derechos ejercitados.

Tanteo en la ceguera de la caverna,
el contorno exacto de una sóla verdad,
pero Platón ha muerto
a manos de estos grecofóbicos iconoclastas.

Enmudezco.
Cruje el mundo en su vértebra de los bosques.

Sonrío patibulario,
opacos córvidos sobrevuelan los museos,
como una funesta ornitología de nuestros templos,
que repisan en sus pilares
presagiando el sepelio de sus adeptos,
el quebrado fuste de sus columnas de intelecto.


domingo, 9 de agosto de 2009

La Guerra del abuelo


"Guernika" Pablo Picasso


He visto llegar a mi hermano

demudado su rostro,

con una máscara en su semblante de cainismo.

Le he visto arrebatado de su alma,

con el fratricidio en sus ojos acerados,

lastrado por una causa,

unido a ella y traidor a si mismo,

a lo suyo, a cuanto le pertenece.

Mi hermano puso fervor en el conflicto,

engullido por él, rubricó sus actos,

su brutal levantamiento.


Encolerizado gritó odios corales

y comprimió su ira en corporaciones de ella,

perdiendo su humanidad,

cuando quebrantó otras.


Como a él, he visto en el frente,

vecinos, padres, amigos,

parapetados, aliados o enfrentados

parentescos a la gresca,

en un pandemonium de afectos rotos,

en el puzzle disperso de un retrato familiar.


He visto la delación de la carne,

parricidios.

Lamenté la efervescencia de los picapleitos,

la usura del extraperlista,

la arbitrariedad de los pelotones de fusilamiento,

la aniquilación de los apóstoles inocentes

y a estos profanando confesionarios,

boquirrubios, culpables y sediciosos.


He visto rogar a una mujer

a su hermano que intriga su viudedad

y a la misma desdichada,

implorar al marido el hálito de su cuñado.


He visto en la historia

la crónica de un pais alzado,

en los ojos de mi abuelo

una lección del pasado,

el decía que hacemos crecer los gatos

al tamaño de los leones.


Abrazo a mi hermano

y me hago el juramento

de no derramar jamás su sangre.


video

Una condena de ecos



"Condena de Apolo" Carmen Salamanca



Cercaste tus pabellones a este romero,

estrechaste tus portales a mi holgura,

se desplomaaron tus frisos

sobre mis paisajes

y de tu balcón descolgaste las escalas.



Enmudeciste tu beneficiencia de consuelos.

Capitana de un marcial desafecto,

me confinaste a una reserva de amores,

a tu inanición de caricias de linimento.



Envolviste mi dicha en esparto,

arrugaste mi temple gladiado,

en el coso luché con tu fiera

y venciste ¡venció callando!.



Después,

cuando imploraba la intimidad

de tus nombres,

no hubo mensajeros de tu alma,

ni respuesta de aquellos que dije:

sólo hubo una condena de ecos.

sábado, 8 de agosto de 2009

El carbonero

Franc Marz (Pájaros 1914)




Se lanza una y otra vez sin desmayo contra la vidriera de mi ventana. Lo hace con una agresividad impropia de su tamaño y de su especie, alada y empecinadamente. Golpea los cristales con su frágil cuerpecillo paseriforme, impulsado desde su posadero habitual, en un camelio que crece en la vertical de dicha ventana. Desde las primeras horas de la mañana y hasta bien entrada la tarde, se emplea a fondo, hasta el punto que temo desfallezca en el intento y se muera. Es un Carbonero Común e intenta construir su nido, pero no está dispuesto a permitir intromisiones en la intimidad de su casa. Lo que ve, no es otra cosa que su propio reflejo en los cristales, pero para él, ese que aletea en los vidrios frente a su incubadora, es un rival, un intruso, alguién a quién hay que desterrar de sus dominios. El carbonero se enfrenta a un invencible fantasma, a un reflejo irreductible, porque empleará la misma fuerza en resistir que la utilizada en ahuyentarle, al ser ambos la misma cosa, . Y pienso entonces en nosotros, obsesionados con un reloj omnipresente para entrar y salir de todos lados, por un compulsivo deseo de satisfacer lo inmediato, con esa meta que no va más alla de anhelos materiales detrás de una vitrina de cualquier centro comercial, pienso en nosotros, que nos irrita que el vecino tenga un coche de segmento superior al nuestro, que crispamos una reunión defendiendo los intereses partidistas de un político, al que le importa una mierda que ganes setecientos euros al mes, en todos nosotros que nos inventamos fantasmas y rivales absurdos, como el carbonero y que, hasta entonces, dejamos de ver lo que de verdad está lleno de enjundia en la vida.

Y en ese momento olvidas cómo se respira mejor, lo cálido que es un beso, hasta qué punto es reconfortante un abrazo o que no te duele nada. Olvidas a los olvidados. Por encima de cualquier propósito santón, pasando de beatificaciones y credos venenosamente jerarquizados, es curioso como nos volvemos devotos de fraudulentos profetas disfrazados de benefactores, de cadenas de consumo, de medios de comunicación tendenciosos, de procesos de producción alienantes. Somos ultras del equipo del barrio y desayunamos con el crupier de un casino. Olvidamos utilizar la nariz para intuir la primavera y nos apuntamos a un inverno siniestro de nieve en nuestras fosas.

Luchamos así con nuestro reflejo que no nos gusta y languidecemos contra una ventana cerrándole la espalda a la vida.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Infierno esdrújulo






Es el infierno.
Un cárabo loco que se ensaña aleteando en tu ventana,
el insomnio que te obliga a soportarlo en su porfía,
una pesadilla inmovilista en la que corres y no avanzas,
en tanto unos ojos inyectados en sangre
presencian tu estática impotencia.

Es una egragopila gigante de huesos humanos
un antropofágico apetito al filo de tu humanidad.

Es el averno.
El bisbiseo psicofónico de las casas viejas,
la reciedumbre para perdonar las faltas leves,
el gato esclerótico que tiene hambre,
su antagónico animal aullando lunas.

La muchedumbre de estántigas que acecha al esquizoide
la salud vencida en gráficos
que se rinden a la vertical gravitatoria.
Son las cuencas vacias donde hubo unos ojos,
la mano presa en cavidades infestadas de miriápodos,
la oscuridad de Poe,
los escenarios de Lovecraft.

El inventario inconfesable de nuestro hemisferio
Mr. Hyde de paseo por nuestras conciencias:
¡Somos nosotros!
una polisíndeton de ciénagas
vernáculas sabandijas de sus lodos.


martes, 4 de agosto de 2009

Conceptos



El Alma:
Blanco.
El relieve siniestro de un sudario.

La hoja del sable:

Rojo.
El cárdeno amanecer a la vida.

El mar que engulle y sofoca un aliento agitado:
Azul.
El cielo de esperanza.

La perspectiva de un astronauta:

Verde.
El mimetismo de los ejércitos.

La pulpa lujuriosa de las frutas:
Amarillo .
El fuego intencionado.

Un cerebro desparramado en una calle de Guipúzcua:
Gris.
La materia de los descubrimientos

Francisco, ebanista de generaciones, natural de Guinea:
Negro.
La braga que oculta el rostro de un utltraderechista
.





Pintura de Nuria Vilanova Ferreira.O Porriño